Higiene financiera: ¿con qué se come eso?

Money and plant.Cristian Burgos C. y Paulo Herrera M.

 

En varias ocasiones nos hemos referido a la higienización financiera como la primera meta que debemos alcanzar en ruta hacia la autonomía financiera y el bienestar sostenible.  Ahora bien, ¿en qué consiste la higiene financiera?

Lo primero que hay que decir es que la higienización financiera es un proceso, no un remedio instantáneo. Y, para la mayoría de las personas, el proceso requiere de una sensibilización respecto de la necesidad de armonizar la relación con el dinero y de hacer ajustes en el movimiento financiero.  Adquirir conciencia respecto de los aspectos mejorables en nuestras finanzas permitirá sostener las conductas que se convertirán en nuevos hábitos.

Una vez sensibilizados, lo siguiente es diagnosticar nuestra situación actual y sus causas.  Conocer nuestro costo básico recurrente – preferiblemente a través de la observación, y no de cálculos o estimaciones – y compararlo con nuestro ingreso regular, nos permitirá trazar un mapa para la higienización.

Si el excedente entre el ingreso regular y el costo básico está “ocupado” por compromisos financieros – o resacas – que no dejan espacio para el ahorro y la creación de riqueza, entonces el mapa es claro.  La higiene financiera se alcanzará cuando logremos liberar una porción apreciable de ese excedente, de forma que podamos dedicarlo a la acumulación de bolsones de liquidez que regularán las fluctuaciones en nuestro flujo de caja.

Construir los hábitos que sostienen la higiene requiere paciencia y persistencia.  Pero el premio – la autonomía financiera – bien vale la pena.

 

Bien querer, bien consumir

 

La higiene financiera tiene aspectos cualitativos.  Es frecuente que experimentemos el impulso de consumos, o bien por encima de nuestras posibilidades,  o a destiempo.  En ambos casos, la sensibilización y la observación, así como la confrontación con la cantidad real de excedentes que podemos generar en un tiempo determinado, ayudan a racionalizar estos quereres amplificados.  Querer lo que puedo, cuando puedo, también es higiene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s