Cultura financiera y fitness: caminos paralelos

Brain-Fitness

Cristian Burgos C. y Paulo Herrera M.

Todos queremos estar sanos, sentirnos bien y vernos bien.  De igual modo, todos deseamos bienestar anclado en una prosperidad duradera y resistente a los avatares de la vida.

En efecto, existe cierto paralelismo entre la cultura de la salud y del fitness y la cultura financiera.  Veamos.

¿Qué es lo primero que debe hacer una persona que ha llevado una vida sedentaria, probablemente en sobrepeso y con pobres hábitos de alimentación y de ocio, y que desea un “cambio radical” en su salud?  El primer paso es la toma de conciencia, sensibilizarse respecto del cambio necesario, pues de allí nacerá la motivación para abandonar viejos hábitos e incorporar nuevos.

Igualito sucede a quienes sentimos la necesidad de un cambio de ciclo financiero.  Es preciso sensibilizarnos, porque venimos de la cultura del híper-consumo – que es generalizada en la época que nos ha tocado vivir – y porque muy probablemente nuestro movimiento financiero ha carecido de una gestión consciente, coherente y consistente.  Descubrir nuestro “buen querer”, saneando expectativas y reconciliándonos con nuestros genuinos “depósitos de valor” completa este proceso de sensibilización.

El paralelismo sigue.  Ya sensibilizados, antes de emprender un programa de dieta o de ejercicios, se impone un diagnóstico de nuestra situación de salud.  Igualmente, antes de accionar hacia el cambio de ciclo financiero, nos conviene pasar por un periodo de observación de nuestro movimiento financiero, el cual permitirá analizar a conciencia nuestro contexto particular y construir objetivos apropiados para el mismo.

 

Cuestión de músculo

Así como no es prudente pretender pasar bruscamente del sofá del sedentarismo a correr un maratón, tampoco es realista aspirar a un cambio instantáneo de ciclo financiero.  Igual que el fitness, que se construye con entrenamiento, la incorporación de la cultura financiera a nuestras vidas es un proceso gradual, que requiere ejercitar “músculos” – actitudes, hábitos, conocimientos – que seguramente no hemos ejercitado en mucho tiempo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s