El arte de comprar y vender bonos

JORGE RODRÍGUEZ
 salud-dinero-finanzas-personales

Los bonos son instrumentos de inversión del mercado de valores muy importantes e interesantes de incluir en la estrategia de inversión de cualquier persona. Los bonos nos ayudan a diversificar la inversión y a invertir en un instrumento de renta fija con características muy distintas de cualquier otro tipo de inversión. La realidad es que comprar o vender un bono no es un arte, es muy sencillo y una vez se entiende el concepto es una herramienta de inversión muy buena y correcta en muchos sentidos. El error más común al invertir en un bono, no importa si es del Gobierno o corporativo, es asumir que la inversión en el mismo se debe mantener hasta el plazo de vencimiento del bono.

Uno de los aspectos más importantes e interesantes de los bonos es precisamente la liquidez que tienen estos.  Cuando me refiero a liquidez me refiero a la posibilidad de venderlo o comprarlo en cualquier momento en lo que se denomina mercado secundario (el mercado donde se negocian los instrumentos del mercado de valores después de la emisión y colocación primaria o cuando se venden por primera vez los bonos).  Esta característica es una de las más importantes al tomar la decisión de incluir un bono dentro de una cartera de inversión.  Muchas personas dejan de aprovechar buenas oportunidades de tasas o rendimientos que se pueden conseguir con bonos de largo plazo solo por el plazo que tiene el mismo.  Muchas veces le gusta el emisor y el rendimiento pero entienden que el plazo es muy largo. Este es un error muy común entre los inversionistas que aun no tienen una cultura bursátil o de mercado de valores. Es muy importante tomar en consideración el plazo de una emisión al momento de tomar una decisión. El plazo de un bono debe de ser considerado tomando en cuenta las tasas pasivas del mercado, así como las oportunidades existentes en este momento. El plazo es muy importante al tomar una decisión de inversión pero siempre que sea desde el punto de vista del mercado y de las proyecciones de tasas que se tenga en el momento. El plazo del bono no debe de ser evaluado como punto de partida para obtener la liquidez del bono, es decir esperar el capital de la inversión al vencimiento. Los bonos en el mercado de valores se pueden vender en cualquier momento.  Un inversionista mantiene una inversión en promedio por 3 años. Es decir, una persona que adquiere una inversión no importa el plazo que tenga la misma en promedio, se queda con esta durante este tiempo. ¿Qué hace después? Pues la vende en el mercado en el momento más oportuno o cuando requiere los fondos para realizar otra inversión.

La inclusión o compra de un bono en una cartera o portafolio de inversiones es sumamente importante. El bono brinda liquidez a una cartera de inversión, muchas veces incrementa significativamente el retorno, y nos da opciones (préstamo de margen, venta y/o compra a futuro, entre otros) que tal vez  otras inversiones no nos brindan. Incluir estas inversiones ya sea con plazos cortos o plazos largos o también de emisores corporativos o del Gobierno, siempre son una excelente opción. Realizar todas las inversiones en inversiones de corto plazo limita las opciones de los clientes y limita el rendimiento y retornos de las inversiones. En pocas palabras, cualquier inversionista que tome este camino y deje a un lado las inversiones en bonos está dejando de percibir ingresos.

Articulo original http://www.listindiario.com/economia/2015/09/29/390014/el-arte-de-comprar-y-vender-bonos

Pepín Corripio exhorta a la juventud no inventarse necesidades innecesarias y a evitar exhibir ostentación de riquezas

Por Servicios de Acento.com.do. 6 de octubre de 2015 – 1:00 am – 15
Dijo que la gente debe tener deseos de progresar, pero nunca ver el progreso como una dádiva para salir de la pobreza. “Tienen que estar dispuesto a pagar el precio que han pagado los que han salido de pobres honestamente, puntualizó.

Santo Domingo.– El empresario José Luis Corripio Estrada (Pepín) exhortó anoche a la juventud dominicana a no inventarse necesidades innecesarias ni exhibir riqueza económica como muestra de éxito ya que es socialmente injusto y peligroso.

Corripio Estrada hizo la sugerencia al participar como entrevistado en la primera entrega del programa Aquí es la Noticia conducido por el periodista Fernando Quiroz y que será transmitido todos los domingos a las 9:00 de la noche por el canal 25, que anunciará nueva imagen y programación próximamente.

Durante la entrevista el empresario reflexionó a cerca de diversos temas de interés, entre ellos, su visión sobre la clave del éxito, la familia, la riqueza, la humildad, el significado del país para la familia Corripio y sus años de estudios junto a Francisco Alberto Caamaño, líder constitucionalista.

“Considero que la juventud, primero, debe hacer muchos esfuerzos…no se le da valor a lo regalado; segundo, no inventarse necesidades innecesarias. ¡Eso está de moda hoy en día!”, reflexionó Corripio.

Destaca que para tener éxito también hay que estudiar y conocer la actividad a la que se dedica y si no se tiene éxito al principio se debe tener la seguridad de que con persistencia tarde o temprano se logrará. “Por dos vías: o porque los competidores en la carrera se cansan o porque no hay pared que aguante un madarriazo todos los días y eso es tan importante como la preparación y la inteligencia”.

Dijo que la gente debe tener deseos de progresar, pero nunca ver el progreso como una dádiva para salir de la pobreza. “Tienen que estar dispuesto a pagar el precio que han pagado los que han salido de pobres honestamente, puntualizó.

Contó que su padre vino en un barco y decía que vino en tercera clase porque no había cuarta, y él no necesitó de ningún apoyo político y de ningún otro tipo de ayuda salvo la salud que le acompañó toda la vida y un trabajo que yo a veces lo he catalogado de “demencial” porque parece que las 24 horas del día eran pocas para trabajar, pero eso no fue un año ni dos ni tres, sino por décadas y décadas.

“Él salió a los 97 años de la oficina para la clínica donde se internó cuando murió. Y tuvo la suerte que hasta esa fecha nunca dijo un disparate, tuvo la cabeza clara” agrega sobre su padre.

Corripio reveló que tiene 96 capítulos entre comillas que he seleccionado a través de más de 50 años de meditación de mi vida porque yo suelo casi todos los días hacer ejercicios hora y media y esa hora y media es para el cuerpo y para el espíritu porque medito y entonces voy anotando y depurando muchas condiciones.

Éxito y humildad

Al reflexionar sobre el éxito y la humildad puso como ejemplo al expelorero de Grandes Ligas Pedro Martinez de quien dijo le sobra humildad.

“El éxito no es un derecho que se adquiere por el esfuerzo ni la preparación. Hay gente que trabaja más que uno y tiene más condiciones que cualquier otro que tiene éxito, y no tiene éxito”, expresó.

Y continuo diciendo: “Entonces, el éxito no es un derecho, hay que recibirlo con humildad. La expresión de la exhibición del éxito además de ser peligrosa socialmente y negativa es injusta porque hay factores que le llegan a uno sin uno tener méritos para ello sino que le llagan gratuitamente, circunstancias que le llegan gratuitamente y eso es algo que la humildad cuenta mucho”.

Reflexiona y se pregunta, ¿es uno dueño de lo que tiene? están equivocados los que eso piensan. “Uno es un administrador de lo que uno dice que es de uno. Eso se queda y uno se va, y viene otro a administrarlo después. El que no tenga un sentido realista de la vida está equivocado”.

¿Qué significa RD para la familia Corripio?

Sobre la República Dominicana dijo “Nosotros estamos identificados con este país, nosotros no tenemos este país como un lugar para enriquecernos. Nosotros tenemos este país antes que eso como un lugar para vivir y morir y aquí nos enterramos sin pensar en irnos para otro país a disfrutar de dinero o de pobreza si esto se hubiera descompuesto”. Manifestó que cualquiera que hubiera sido el devenir de la historia dominicana la familia Corripio hubiera seguido aquí. “Eso no estaba en discusión”, recalca.

Considera a República Dominicana como su esencia de vida. “Nosotros estamos adheridos a la tierra que pisamos. Todos mis hijos y nietos son dominicanos, eso no es estableciendo diferencia de nacionalidad…Pero la doctrina y todo… es que en este país todo somos inmigrantes. Afortunada o lamentablemente todos fuimos inmigrantes, todos venimos de un sitio, la raza autóctona lamentablemente desapareció”.

Sobre ese aspecto añade que unos llegaron primero y otros después. Eso es un común denominador, y el otro común denominador es que todos éramos pobres en algún momento, ningún rico vino aquí a establecerse aquí si tenía riquezas en Europa, en Estados Unidos, en España. No. Aquí no vino ningún inmigrante rico.

Sobre riqueza

“Yo no he visto ningún entierro con una caja de seguridad. La riqueza, yo mismo ni me preocupo por saber cuantitativamente el monto de mis bienes o bienes activos porque yo no trabajo por eso, yo trabajo para sentirme eficiente y sentir que desarrollo una labor y yo mismo me pongo notas de: sobresaliente, aprobado o suspendido. Bajo el criterio de los resultados en el aspecto económico”, indicó.

En ese sentido, afirmó que ha sacado notas por encima del promedio.

Dijo que a veces que se cree que el éxito está en hacerse rico y no necesariamente, al contrario, el éxito más transitorio es hacerse rico, con razón hay una expresión que dice es pobre que nada más tiene dinero.

Clave del éxito: la familia

La familia es una clave en el éxito y yo lo digo en las charlas, la unión familiar es uno de los pilares de nuestro éxito y dije hace poco en una universidad que me dio un doctorado Honoris Causa que no había nada más terrible para un negocio que una desavenencia entre familiares o socios, porque no había competidor ni adversario que te hiciera tanto daño como un socio o un familiar en desavenencia.

Porque el competidor está afuera y en el sentido figurado los ataques que te tira son de afuera y chocan con tu pared dónde estás protegido con tu familia y socios, pero si la desavenencia es dentro te pueden poner la carga de dinamita ahí en la zapata del edificio y eso es terrible.

“Imagínate un barco uno remando para adelante y otro para atrás”, reflexiona.

Compañero de estudios de Caamaño

Pepín y Caamaño fueron compañeros de pupitre en el Colegio La Salle, revela.

“Quizás muchos lo ignoran pero yo recuerdo en tercero o cuarto curso antes de él ir a estudiar creo que a Estados Unidos porque no continuo en el colegio todo el tiempo conmigo pero hubo como tres años que lo sentaban a él en el mismo pupitre que a mí porque eran doble los pupitres”, dijo.

Agrega que la circunstancia se dio obedeciendo no a una casualidad sino a un orden. “Nos sentaban en el orden de los apellido- Corripio-Caamaño- parece que no había ningún apellido entre CA y CO”, relata.

Añade que Caamaño en esa edad, tercer año de la primaria, fue cuando empezó a tratarlo y conocerlo.

“Él era igual que el año 65, pocas palabras, no discutía mucho pero cuando no le gustaba algo terminaba con una trifulca con el contrario que terminaba peleando”.

Expresó que Caamaño era fácil de pelear y no argumentaba mucho previamente, cosa que es lo más normal que se ofenden de palabras y luego pelean. “Él iba directo a la acción lo cual significa que su temperamento no varió mucho con los años”.

La economía circular encuentra poco a poco a su público

Por Florencia Valdés
La tienda sin dinero.

¿Conoce usted la economía circular? Se trata de intercambiar bienes y servicios sin trueque y casi sin dinero de por medio. Una franja de la sociedad francesa rechaza cada vez más el consumismo desenfrenado y opta por nuevas alternativas.

Día de fiesta en la Plaza de la República en París. El sol calienta los últimos días de septiembre y decenas de iniciativas innovadoras se han dado cita en este sector de la capital francesa.

Entre ellas se encuentra La Boutique sans argent, la tienda sin dinero. Deborah Fischkandl, directora de la Boutique que se encuentra en el Distrito 12 de la capital, cuenta que “cualquier persona puede entrar, traer los objetos que ya no necesita, objetos que están todavía en buen estado. Nosotros somos ese pequeño refugio para esos objetos que pueden tener una segunda vida. Y cualquier persona puede entrar, recorrer la tienda y quizás encontrar algo que le gustaría usar. Puede llevárselo gratuitamente porque es una donación y sin trueque”.

Juguetes, ropa, utensilios de cocina, libros… La Boutique sans argent apenas comienza pero su éxito ya ha sido confirmado. Estas últimas semanas, su directora tuvo que pedirle a su fiel público que dejara de obsequiar sus pertenencias durante algunos días, porque ya no había lugar. Una prueba del interés de la ciudadanía por un consumo más razonable, estima: “Es una iniciativa general de toda la sociedad. Hay cada vez más proyectos que van en ese sentido. En cuanto a las tiendas gratuitas, hay un verdadero desarrollo. En Francia estamos apenas comenzando, no somos la primera tienda de este estilo, ya hay varias en todo el resto del territorio. De cualquier manera estamos encantados porque la notoriedad que se le ha dado a nuestra iniciativa nos ha permitido recibir muchos mensajes de personas que desean montar su propia tienda en su región, lo que augura el desarrollo próximo de varias iniciativas de este tipo en Francia. ¡Y hasta en el extranjero!”, ya que muchos correos electrónicos le llegan de Canadá, México, Argentina…

Mientras tanto, la gente se pasea y encuentra de todo, legos para sus hijos, trajes, payasos de yeso. Pero ¿de qué se trata exactamente la economía circular? Jean-Charles Guinot, de la fundación inglesa Ellen MacArthur dedicada a este concepto, explica que “es una economía restaurativa”: en momentos en que el presente modelo económico lineal de “tomar, hacer, desechar” está llegando al límite de su capacidad física, la economía circular busca que “los productos, sus componentes y materiales mantengan su autoridad y valor” en el tiempo.

No es sólo cosa de altruismo o de ecología, sino de economía. Con 10% de tasa de desempleo y una crisis que dura, el gobierno francés trata desesperadamente de luchar contra ese mal que se está volviendo crónico, con dispositivos muy poco eficientes hasta ahora. Para muchos, parte de la solución se encuentra en la economía circular. Según el Instituto de Economía Circular de Francia, ya más de 600.000 personas trabajan en ese sector. “Lo bueno es que cuesta menos a la empresa porque no necesita comprar materias primas vírgenes pero al mismo tiempo puede emplear más gente para renovar estos productos para volver a ponerlos en el mercado”, sostiene Jean-Charles Guinot.

Una serie de proyectos contribuyen a este nuevo tipo de economía. Ecologic Oil es una compañía de unos diez empleados especializada en la recuperación de aceite. Christine Chantrelle, su secretaria general, explica que recuperan “el aceite alimentario usado en los restaurantes. Luego, esos aceites son tratados para ser transformados en biodiesel. Nosotros hacemos la transformación, limpiamos esos aceites que deben ser purificados antes de ser enviados a las fabricas de biodiesel”. En Francia hay una obligación para todos los restaurantes de desechar limpiamente, por así decirlo, sus aceites. Pero no para los particulares, y es ese campo el que quiere explorar Ecologic Oil con un servicio gratuito: “Todos ponemos aceite para freír en nuestro lavadero, desgraciadamente. Para evitar que se vayan esos aceites a las canalizaciones, queremos recuperarlos en casas de particulares como ya se hace en Italia o en Alemania, ya que su impacto es muy nefasto”.

Hélène Jessua, de la sociedad Ecotextile que recupera prendas y zapatos, cuenta con este tipo de economía para mantener los puestos laborales en el país: “La mayoría de lo que es recuperado va a volver a usarse como ropa, su propósito inicial. Cuando la prenda ya no puede ser usada, se recicla. La materia puede encontrar otros usos en el ámbito de la construcción, por ejemplo. Hoy en día, varios materiales comienzan a desarrollarse a partir de textiles reciclados para fabricar componentes de aislamiento térmico o sonoro. Con la creación de actividades nuevas existe, claro está, la creación de nuevos empleos que no pueden ser deslocalizados”. Se calcula que en Francia la deslocalización destruye unos 36.000 empleos al año.

En el país, la economía circular todavía no es una evidencia, pero en varias regiones, los gobiernos locales le ponen cada vez más atención. Es el caso de la región parisina. Benjamin Draoulec, de Soldating, explica su concepto: “Partimos del principio de que en Ile-de-France, la región a la que pertenece París, producimos más desechos que la cantidad que tenemos de recursos. Decidimos utilizar una parte de la tierra que queda de las construcciones para volverla a utilizar en otras obras. Creamos entonces una plataforma para ayudar a los usuarios a intercambiar entre ellos la tierra en toda Francia”. Benjamin Draoulec afirma que les ha ido tan bien, que pronto se expandirán. Aquí no se trata de gratuidad sino de conservación de las materias primas que es uno de los fundamentos de este tipo de economía. Además se evita importar materiales de proveniencia dudosa.

Si bien este tipo de economía se enfoca en el desarrollo local, el intercambio internacional es fundamental. Es al menos lo que piensan Thomas Guérin Calmettes y su compañero Antoine, jóvenes estudiantes que se interesan por la gestión de la basura. Su proyecto consiste en viajar por el mundo para conocer a empresarios “que están trabajando en la economía circular para trabajar con ellos y caracterizar lo que hacen sobre el desarrollo sostenible así como sus impactos sobre el medio ambiente y las relaciones sociales”. Comenzarán en unos pocos días precisamente en la Ciudad de México en el Mercado de Trueque. Los dos jóvenes comparten el entusiasmo de muchos empresarios que creen que otro tipo de economía es compatible con los modelos existentes.

En Europa, la tendencia se está afirmando y se contagia a otros países del mundo. Según una publicación especializada, permitirá ahorrar globalmente mil millones de dólares en 2025. En Francia habrá que esperar unos años para hacer las cuentas.
articulo via http://www.espanol.rfi.fr/francia/20150929-la-economia-circular-encuentra-poco-poco-su-publico

Lo que se necesita saber para invertir en el mercado de valores

Hay 18 emisores de los sectores eléctrico, financiero, público, multilateral e industrial
En el país hay 17 puestos de bolsa a donde pueden dirigirse las personas interesadas en invertir.
SANTO DOMINGO. Invertir en el mercado de valores es un mecanismo para obtener rentabilidad en los ahorros. En la Bolsa de Valores de la República Dominicana se pueden hacer transacciones de títulos de deuda (bonos) con un monto mínimo de RD$1,000 o US$30 y tienen fechas de vencimiento que van desde un año hasta 15 años.

La Bolsa de Valores de Santo Domingo se creó el 25 de noviembre de 1988 mediante el decreto 544-88 y el 31 de marzo del año 1997, como ya las operaciones se habían extendido a otras provincias, empezó a llamarse Bolsa de Valores de la República Dominicana, según indica su web.

En el país hay 17 puestos de bolsa a donde pueden dirigirse las personas interesadas en invertir. Igualmente hay 18 emisores de los sectores eléctrico, financiero, público, multilateral e industrial.

El puesto de bolsa JMMB respondió las siguientes preguntas sobre la inversión en el mercado de valores:

¿Cuáles transacciones se hacen en los puestos de bolsa locales?

Los puestos de bolsa realizan actividades de intermediación de valores objeto de oferta pública o privada, en el mercado bursátil. Por ejemplo, cuando el Estado emite bonos del Banco Central o del Ministerio de Hacienda los puestos están autorizados para adquirir dichos instrumentos y luego colocarlos al público en general (retail, corporativo, instituciones financieras, entre otras).

¿Cuáles pasos debemos dar si queremos invertir en el mercado de valores?

Para Invertir en el Mercado de Valores debemos dirigirnos a un puesto de bolsa autorizado por la Superintendencia de Valores y registrado en la Bolsa de Valores de la República Dominicana, en donde un Corredor de Valores nos acompaña en el proceso de apertura de cuentas en dicha entidad y la asignación del RNT (tu cédula en el mercado de valores) en CEVALDOM (Central de Valores Dominicana) entidad que custodia todos los títulos de oferta pública del país. Luego de estar registrados pueden realizar sus transacciones.

¿Qué tan rentables pueden ser los títulos de deuda?

Muy rentables. Estos títulos emitidos por el Estado o por empresas privadas le dan acceso al público a generar rendimientos mayores a los instrumentos clásicos y a diversificar sus inversiones.

¿A mayor rentabilidad mayor riesgo?

Sí, visto de forma directamente proporcional. Sin embargo existen mecanismos de mitigar el impacto. Por esto hay que destacar la importancia que tienen los corredores de Puesto de Bolsa (asesores financieros) en educar al inversionista.

¿Cuáles son los riesgos de invertir en el mercado de valores?

Dada la naturaleza del Mercado de Valores dominicano, donde la mayoría de los productos son títulos de deuda, el nivel de riesgo es controlado. Esto porque los títulos en los que se invierte hoy en día tienen todos una calificación de riesgo BBB o mejor, como son los títulos del Banco Central y Ministerio de Hacienda, los cuales tienen categoría AAA (máxima). Los niveles de riesgos son más que aceptables y a la vez están supervisados por la Superintendencia de Valores

¿Y si queremos vender para recuperar el dinero invertido, qué debemos hacer?

A través del mercado secundario, donde todos los días se realizan miles de transacciones, el inversionista siempre tendrá la oportunidad de vender su título, a través de los puestos de bolsa que estén registrados en la Superintendencia de Valores.

Si queremos ser los primeros en adquirir títulos (comprar al emisor), ¿dónde nos enteramos?

Cuando se va a realizar una emisión de oferta pública, el emisor debe colocar el anuncio en medios masivos, por lo que generalmente en los periódicos pueden enterarse, no obstante nosotros como puesto informamos a todos nuestros clientes vía nuestras redes de comunicación.

¿Se emiten acciones de empresas? ¿Qué hace falta para que las empresas se financien con la venta de acciones en el mercado de valores?

En la actualidad, pocas empresas se han motivado; entendemos que en la medida que el mercado se desarrolle ampliamente y que los inversionistas comprueben la celeridad, eficiencia y garantías que se pueden ofrecer se sentirá más cómodo en explorarlo, y en consecuencia las empresas se sentirán complacidas en satisfacer sus necesidades de financiamiento a través de este excelente mecanismo, que además de comprobar su eficiencia, le permitirá mayor nivel de exposición y valoración en el mercado.

articulo vía http://www.diariolibre.com/economia/lo-que-se-necesita-saber-para-invertir-en-el-mercado-de-valores-KE1305297

¿Para qué ahorran hombres y mujeres?

Madrid

Las  mujeres prefieren ahorrar para viajes, los hombres para coches

Las metas de consumo avanzan frente a la protección del patrimonio, según Bankinter

1438077574_499769_1438103549_noticia_grande

Después de años de sacrificios por la crisis económica, ante la aparente recuperación económica, los hogares sienten que pueden respirar y planificar sus cuentas con algo más de alivio. Hasta el punto que se asigna menos dinero a aumentar su colchón económico y se ahorra más para destinarlo a alguna actividad o producto relacionados con el consumo. Sin embargo, hombres y mujeres tienen, en general, preferencias distintas. Mientras ellas priman los viajes, ellos también se preocupan de acumular capital suficiente para la compra de coches y motos, según se desprende del Análisis del ahorrador online de Coinc, portal de Bankinter.

El estudio ha sido elaborado por Coinc, un portal de la entidad destinado a la organización de los ahorros del hogar. La muestra que han analizado incluye a más de 72.000 clientes. Los usuarios indican a Coinc cuánto quieren ahorrar y para qué destinarán el dinero. La muestra total que se ha usado para el análisis se basa en 65.000 metas de ahorro, para las que se han depositado 800 millones de euros.

El análisis concluye que las metas estrella para este 2015 son las categorías tradicionales de ahorro puro y duro, que aunque retroceden, siguen liderando la clasificación. Le sigue la vivienda, que se mantiene en segundo puesto. A estos destinos habituales, se añaden a continuación los viajes, la electrónica, los regalos y los coches.

¿Para qué ahorramos?

COINC

La mejora de la economía influyó de manera contundente en las decisiones de los ahorradores: el pasado junio, solo el 40% de las nuevas metas abiertas por los clientes de Coinc se inscribían en la categoría del ahorro. Un descenso importante, considerando que a comienzos de 2013 alcanzaba el 65%. Por otro lado, los viajes representaron el segundo objetivo más cotizado durante el mes pasado, al representar el 16% de las nuevas preferencias, seguidos por artículos de electrónica (10%) y regalos (6,9%).

Si se considera el conjunto de los objetivos desde su apertura, el ahorro sigue representando el grueso de las preferencias de los españoles y acapara más del 56% de las metas, seguido por la vivienda (9,4%), que en los últimos años se ha mantenido estable —oscilando entre un 8% y un 10%—, y los viajes (8,9%).

COINC

¿En qué se diferencian mujeres y hombres?

Puede sonar a tópico, pero según concluye el análisis, las mujeres ahorran más para los hijos y la boda, los viajes y los artículos de moda, mientras los hombres privilegian los coches, las motos y los productos de electrónica. O por lo menos estos son los hábitos que marcan de media los 72.000 clientes de Coinc. En cuanto a la vivienda y los regalos, los porcentajes son equivalentes para ambos sexos.

En detalle, el 53% de los objetivos de ahorro de las mujeres se incluye en la categoría de la protección del patrimonio, el 12% coincide con los viajes, el 9% con la vivienda, el 5% con coches y motos y el 3% se relaciona con la formación, los hijos y los regalos.

Por otro lado, los hombres abren un 55% de las metas para ahorrar, un 9% para viajes y vivienda, un 7% para coches y motos y un 4% para artículos de electrónica. Estos porcentajes van cambiando según la edad: si los menores de 25 privilegian categorías como los viajes, los regalos o los coches, los usuarios entre los 35 y los 44 están más preocupadas por los hijos y la vivienda, y los mayores de 50, por el ahorro en sí.

COINC

¿Cuánto se destina a cada objetivo de ahorro?

Lo que también refleja una mayor propensión al consumo es el descenso en los importes destinados a cada objetivo de ahorro: todos han bajado, salvo los relacionados con los viajes —en promedio los ahorradores asignan 12.400 euros a esta meta— y con la categoría residual otros gastos. En este contexto, los capítulos que reciben más dinero son el ahorro (27.900) y la vivienda (30.900), pese a que los montantes hayan disminuido.

El informe también destaca que, según la edad y el sexo, cambian los hábitos y la propensión al ahorro. Las mujeres guardan más dinero antes de los 25 años y a partir de los 55 años. Los hombres ahorran más entre los 25 y los 55 años.

Tanto entre hombres como entre mujeres, el porcentaje de ahorro va incrementándose con la edad, a un ritmo de unos 300 euros al año por persona. Un ahorrador mayor de 65 posee, de media, el triple de ahorros que un veinteañero.

En cuanto a distribución geográfica, País Vasco, Castilla-León y Madrid son las comunidades que registran el mayor ahorro medio por usuario (un promedio de 15.000 euros); Melilla, Cataluña y Canarias las que menos (unos 10.000 euros).

Fuente http://economia.elpais.com/economia/2015/07/28/actualidad/1438077574_499769.html

Atiende la causa y cambiarás la consecuencia

Money and plant.

Cristian Burgos C. y Paulo Herrera M.                                                

Cuando incorporamos la perspectiva de la cultura financiera a nuestra vida, rápidamente comprendemos que todas las situaciones que tienen que ver con dinero – las buenas y las no tan buenas – son consecuencias de decisiones o de eventos.  Prácticamente en ningún caso, constituyen causas en sí mismas.

Es evidente, por tanto, que si queremos cambiar nuestra situación financiera – esto es, la consecuencia – es casi seguro que debemos cambiar el causante, el cual es el proceso por el que tomamos nuestras decisiones relacionadas con dinero.

Esto, desde luego, se dice más fácil de lo que es, especialmente si tomamos en cuenta lo que sugieren las investigaciones recientes en el campo de la neurociencia: en términos prácticos, todas nuestras decisiones son irracionales – tremendamente sesgadas por emociones, ideas preconcebidas o, incluso, programación cultural – incluyendo aquellas decisiones que pensamos que son completamente racionales.

¿Cómo, entonces, cambiar hábitos enraizados por nuevas conductas y por mejores decisiones?

La observación objetiva de nuestro flujo de caja nos permite detectar las decisiones – y los hábitos – que están causando un desbalance financiero.  Esa es la parte fácil.

La parte difícil es, claro, cambiar el hábito.  Una ayuda para lograrlo es aceptar el rol que juegan las emociones en las decisiones y tratar de convertirlas en aliadas del proceso.  Plantearse preguntas previamente definidas ante cada decisión de compra puede ayudar. Algunos ejemplos: ¿Necesidad o deseo?  Si es un deseo, ¿ayuda a mi bienestar? ¿Qué pasaría si postergo – o elimino – la decisión?

12 semanas

Es el tiempo que debes sostener una conducta nueva para que se convierta en un hábito.  Parece mucho tiempo, y ciertamente requiere disciplina, pero vale la pena.  El premio de obtener buenos hábitos de consumo es invaluable, pues una vez una conducta se convierte en hábito, se reduce la influencia de las emociones y de otros factores – como la presión social – en nuestras decisiones.

Desconecta, descansa, delega

El miedo a ser reemplazado por otro compañero lleva a muchos empleados a no compartir información de cara a las vacaciones

Sin confianza en el equipo, las vacaciones pueden ser un infierno. / GETTY IMAGES/ROLF BRUDERER

Ante la necesidad de desconectar durante las vacaciones de verano, parece haber cierto consenso: los móviles son los culpables de que no podamos olvidarnos un mes de lo que ocurre en la oficina; los emailssiguen entrando sin fin y se acumulan si no los contestamos, estamos en la playa a 40 grados pero parte de nosotros sigue delante del ordenador.

Y sin embargo hay quienes exculpan a la tecnología y consideran que nuestra incapacidad para desconectar es una simple cuestión de ego, una necesidad de sentirnos imprescindibles para que todo salga adelante. Eso es lo que está detrás de tanta atención puesta en resolver cuestiones desde el chiringuito que tendríamos que haber dejado atrás: “Si no estoy yo, no sale nada”, piensan algunos. Incluso el miedo a ser reemplazados por otros compañeros les lleva a veces a guardarse información privilegiada para ser los únicos con capacidad de resolver ciertos conflictos en cualquier momento del año.

“La clave es saber delegar y compartir con el resto del equipo el espíritu de trabajo conjunto. En España muchos cargos con responsabilidades prefieren no compartir algunos datos por temor a que alguien les pueda quitar el puesto. Es una mentalidad antigua que hay que superar”, señala Simon Dolan, director de la Cátedra el Futuro del Trabajo de ESADE y autor del libro Autoestima, estrés y trabajo (MacMillan, 2005).

Entre aquellos que trabajan en el sector privado, el negocio no se interrumpe pese a las vacaciones y las tareas no se retoman donde se dejaron; los planes estratégicos siguen su curso y las relaciones con los clientes evolucionan. Los mercados son imparables. Por eso, Dolan defiende que uno de los aspectos más importantes es la capacidad de delegar tareas en otros compañeros del equipo, de forma que la calidad del servicio no se resienta y ninguno de los empleados sea imprescindible.

“Si no tienes confianza en tu equipo, el periodo vacacional puede ser un infierno. Ese mes debe servir como un momento de reflexión en el que se pueden ver nuevos horizontes para la empresa desde la distancia, sin estar implicado directamente en la actividad diaria”, añade Dolan. Para ello, se deberá comunicar interna y externamente qué persona se encargará de la sustitución y habrá que dejarle la información clara y accesible para que pueda atender cualquier necesidad que surja.

La mitad de los trabajadores españoles aseguró durante el segundo trimestre de 2015 que su compañía esperaba de ellos conectividad (estar disponible en el teléfono o en el email) durante las vacaciones, según el estudio Workmonitor de la empresa de recursos humanosRandstad, que cada tres meses realiza más de 15.000 entrevistas a empleados de 32 países. Según ese informe, ese porcentaje fue del 40% en al caso de Europa; del 57% en el de Estados Unidos; del 52% en Japón y del 24% en los Países Bajos.

No es el caso de la consultora tecnológica Neoris, con más de 3.500 empleados en todo el mundo y 750 en España, donde una de sus máximas es no molestar a los trabajadores durante las vacaciones. “Se tiene que caer el mundo para que marquemos su número. Es fundamental la coordinación de los equipos y por ello insistimos en que se dedique el tiempo necesario para que los procedimientos a seguir estén muy claros”, señala el vicepresidente de la compañía en Europa, Oriente Próximo y África, Pedro Irujo. El “bienestar” de la plantilla es una de las prioridades de esta multinacional, que entre sus políticas de empresa tiene encuestas mensuales para medir su grado de satisfacción con los jefes, la luminosidad de sus lugares de trabajo, el ruido o el salario.

La poca desconexión durante el periodo vacacional se debe, según Juan Carlos Pastor, experto en liderazgo de IE Business School, a la improvisación de las compañías. “La gente se va con preocupaciones por la falta de planificación. Actualizar toda la información de los proyectos que están en marcha y cerrar cuantas más cosas mejor hará que psicológcamente el descanso sea mayor”.

En 2011, la alemana Volkswagen aprobaba que su personal no recibiera correos electrónicos corporativos fuera de la jornada laboral. En concreto entre las seis de la tarde y las siete de la mañana del día siguiente. Ante la falta de iniciativas similares en España, la profesora del Máster en Dirección de Recursos Humanos de EAE Business School Maite Moreno considera que la solución pasa por implementar políticas de recursos humanos individualizadas. “Algunos prefieren no encontrarse con mil correos a la vuelta de las vacaciones y otros simplemente quieren que les dejen en paz. Un buen líder debe conocer las necesidades y las rutinas de trabajo de su equipo y adaptar el modus operandi que se sigue durante las vacaciones a esas características”.

La tendencia global, explica Moreno -directora de la consultoraMonday Happy Monday– es dar libertad a los empleados para que ellos decidan de qué forma quieren trabajar.

“Es una cuestión generacional. Los millennials (los que ahora tienen entre 18 y 33 años) son nativos digitales y están constantemente consultando todas las entradas de información. No ven diferencia entre el trabajo y la vida personal; con la tecnología todo se difumina”, señala. “No sucede lo mismo con los mayores de 50 años”, continúa. “Las empresas deben ser capaces de conocer muy bien qué tienen dentro y dar respuesta a eso”.

Articulo Original http://economia.elpais.com/economia/2015/07/20/actualidad/1437403985_095481.html